¿Cómo estar motivado trabajando desde casa? Conseguir un trabajo que se pueda realizar desde casa es uno de los mayores deseos de muchas personas. No es de extrañar pues unificar la comodidad del hogar junto con el trabajo es todo un logro.

Cada día son más las personas que consiguen un trabajo que pueden desempeñar desde su casa. Esto es debido en gran parte a la gran expansión que ha tenido internet en los últimos años. Provocando un gran número de puestos de trabajo que sólo requieren internet y un ordenador. 

Aunque pueda parecer todo de color de rosas, lo cierto es que trabajar desde casa también tiene sus pegas. Sin ir más lejos al no tener un horario fijo y ser tú mismo el que impone las normas es fácil caer en la tentación de perder muchas horas posponiendo el trabajo que se debe realizar.

A continuación vamos a comentar determinados hábitos que pueden ayudarte a conseguir un estado de motivación alto para trabajar desde el hogar.

Ponte un horario

El primer punto puede parecer obvio y contradictorio con el hecho de trabajar en casa. Pero es cierto que muchas personas pierden la noción del tiempo haciendo cosas del hogar o disfrutando de pasatiempos en vez de ponerse directamente con el trabajo. Esto es debido a la relación que hemos establecido de que en casa se disfruta del tiempo y no se trabaja.

Por lo tanto, para evitar caer en un bucle de pérdida de tiempo es importante sobretodo al principio establecer un horario a seguir. Este horario obviamente es flexible. En caso de tener que parar un día de trabajar y realizar otra tarea completamente distinta no pasa nada. Pero lo importante es que pongas seriamente un número de horas a realizar todos los días. Y por supuesto que sea realista para poder cumplirlo sin problemas. 

Sé consciente de lo afortunado que eres

Una clave para disfrutar trabajando en casa es ser consciente de la suerte que se tiene, para ello tan sólo piensa en antiguos trabajos en los que tenías que desayunar corriendo y salir de casa prácticamente volando o los días en los que el mal tiempo hacía presencia y siempre aparecía el mismo pensamiento “Ojalá pudiera estar en casa”, por lo tanto ahora que has conseguido disfrutar de todas las ventajas que tiene trabajar en casa es importante reconocerlo y disfrutarlo. 

Intenta socializar

Sin duda alguna, este es el punto que lleva a muchas personas a acabar odiando trabajar en casa. Debido a que no vamos a un lugar de trabajo dónde nos reunimos con compañeros, es muy fácil acabar sin hablar con nadie durante toda la jornada día tras día. Esta situación puede llegar a ser realmente frustrante, por lo tanto debe ser erradicada totalmente. Para ello intenta asistir a algunas clases o eventos en tus horas libres ya sean por la tarde o por la mañana, cómo puede ser ir a un gimnasio, talleres de manualidades o de pintura… Aquí lo importante es salir de casa e intentar socializar con más personas.

Cuenta para tu negocio con el mejor asesoramiento. Contáctanos.

Deja un comentario

×