Diferencia entre ERE y ERTE. Como gestoría online, en este post te vamos a aclarar las dudas.

ERE. Son las siglas de Expediente de Regulación de Empleo o lo que es lo mismo, la solicitud de una empresa (también puede venir la petición de los empleados) para realizar un despido colectivo.

Los pasos a seguir para iniciar un ERE son los siguientes:

El empresario deberá remitir a los representantes sindicales de los trabajadores todo lo relativo al ERE, véase su motivo, número de empleados a los que afectará y los criterios seguidos para el despido de unos y otros… si no hubiese representantes sindicales, podrán los empleados elegir una comisión entre ellos o delegar en el sindicato mayoritario.

Deberá remitir a la inspección de trabajo la intención de realizar en ERE que será la encargada de velar por la buena marcha de todo el proceso.

La indemnización será negociada por ambas partes pudiendo recurrir a la vía judicial. En caso de disconformidad o incumplimiento de lo pactado en el plazo de un año. Un ERE no significa necesariamente el cierre de la empresa sino que podría ser parte de un plan para mantener la producción. Debiendo acreditar la viabilidad futura de la empresa y la necesidad económica del ERE.

A continuación veremos el número de despidos posibles en base a la proporción de trabajadores de la empresa:

Una empresa con al menos cien trabajadores podrá despedir en el ERE a diez de ellos. En una empresa con entre cien y trescientos trabajadores podrá despedir de entre estos al 10%, y en una empresa con más de 300 trabajadores podrá despedir al menos a treinta. Como hemos mencionado antes el empresario habrá de justificar ante la inspección de trabajo y ante los delegados sindicales cuales han sido las circunstancias que le han llevado a despedir a esos trabajadores en concreto.

ERTE. Son las siglas de expediente de regulación de empleo temporal. 

Consiste en la modificación del contrato de trabajo bien sea suspendiéndolo (el trabajador cesa en su trabajo y comienza a recibir la prestación por desempleo por parte de la seguridad social mientras dure la suspensión) o bien sea reduciéndole la jornada laboral. Esto podrá ser de manera temporal o de forma intermitente. Todo ello fundado siempre por causas económicas, técnicas u organizativas.

Diferencias entre ERE y ERTE

El ERTE no implica ningún tipo de despido mientras que en el ERE esta situación es necesaria. Por lo general el ERE supone el cierre total de la empresa (si bien no en todos los casos) mientras que en el ERTE el cierre no es una opción.  Los efectos del ERTE (reducción o suspensión temporal) afectan a toda la plantilla, mientras que en el ERE afecta a un determinado número de empleados a los cuales las circunstancias obligan a cesarles buscando una efectiva reducción de plantilla. En el  ERTE no existe en la legislación un periodo de duración determinado de aplicación, en tanto se mantenga la situación que da lugar a ello y esta pueda ser acreditada podrá seguir aplicándose. EL ERTE es siempre temporal a diferencia del ERE que es irreversible. 

Si después de leer este post, tienes alguna duda puedes ponerte en contacto con nuestro equipo de asesores, sin compromiso. Te estamos esperando.

×