Proyecto piloto: alternativas a la jornada laboral semanal

A lo largo de los meses, todos hemos oído hablar, en algún momento, de la jornada laboral de 4 días.

Actualmente la jornada de 4 días ha quedado en un segundo plano debido a la nueva alternativa propuesta, nos estamos refiriendo a la jornada laboral de 7 días.

 A la hora de elegir entre una u otra modalidad, parece que la opción mayoritaria de los trabajadores sería el modelo laboral de 7 días.

Veamos a continuación cada una de estas modalidades, así podremos valorar personalmente cuál de ellas, si resultase el caso, nos convendría más.

Jornada laboral de 4 días: primeros pasos

En 2022 se iniciará el proyecto piloto de la jornada laboral de 4 días y ahí  será cuando se de el pistoletazo de salida a esta propuesta. Se incentivará a las empresas con el fin de que puedan poner en funcionamiento este proyecto piloto a principios de año.

Las subvenciones consistirán en ayudas de entre 2.000 y 3.000€ por empleado para empresas que no superen los 250 trabajadores. Para la obtención de las mismas, cada empresa deberá realizar un plan en el que se expongan detalladamente los gastos a financiar y cómo se van a implementar las 32 horas semanales .

Las empresas que participen serán compensadas por el día de trabajo que se pierda (100% el primer año, 50% el segundo año y 25% el tercer año).

Este modelo se está aplicando en España desde hace varios meses, pero no todas las empresa han obtenido un resultado óptimo. Se reducirían las horas de trabajo, pero esto conllevaría una reducción proporcional del sueldo, algo que no todos los trabajadores estarían dispuestos a aceptar.

De momento, no se ha demostrado la eficacia de este modelo de jornada. Los expertos consideran que no es el momento ideal para llevar a cabo la implementación este tipo de medidas, debido a que nos encontramos en pleno proceso de recuperación.

Así mismo, creen que no debería existir un único modelo de semana laboral de 4 días. Cada empresa tiene necesidades diferentes, por lo que, e habría que buscar la mejor forma para ser igual de productivos en menos tiempo.

Jornada laboral de 4 o 7 días

¿En qué consiste la jornada laboral de 7 días?

Su denominación nos puede llevar a confusión. No se trata de trabajar, como muchos estaréis pensando, de lunes a domingo. Lo que propone esta modalidad, es la posibilidad de elegir qué días trabajar y cuáles librar.

Esta modalidad se podrá emplear en aquellas actividades y trabajos que cuenten con programas digitales para gestionar el tiempo. Habrá que disponer franjas horarias para que los trabajadores coincidan de forma telemática o presencial. El resto de horas será autogestionable por el empleado a su elección.

¿Qué ventajas se podrán obtener con esta modalidad?

  • Una de las mayores ventajas para el trabajador es la conservación del sueldo íntegro, es decir, se seguirá cobrando el mismo salario.
  • Se mantienen las horas de trabajo íntegras (al contrario de lo que sucede con la jornada laboral de 4 días), pudiéndose repartir las 40 horas semanales como más le convenga al propio empleado y según sus necesidades. Es decir, podría repartir esas 40 horas semanales en 3 ó 4 días ,etc. siempre a elección del trabajador.

  • Aumenta la productividad y reduce el estrés. El propio empleado distribuye y administra su tiempo de trabajo, lo que favorece su bienestar y, por consiguiente, la reducción de estrés.

  • El trabajador tendrá una mayor flexibilidad, podrá ajustar y adaptar el horario de trabajo a sus preferencias, conciliando la vida profesional y personal.
  • Por otro lado, supondrá un ahorro para las empresas y éstas no se verán afectadas económicamente. No tendrán que hacer nuevas contrataciones para cubrir la reducción de horas, como en el caso de la jornada de 4 días. Esa reducción de horas deberán encargársela a otro trabajador, aumentando así sus costes de producción.
  • No es necesaria la financiación ni ayudas económicas como sucederá en la jornada laboral de 4 días.

¿Nos costará más desconectar del trabajo?

Si hasta ahora nos costaba desconectar de las tareas laborales (un ejemplo de ello, sería el móvil, un dispositivo del que dependemos constantemente), ¿sabremos desconectar  si somos nosotros mismos quienes elegimos qué días trabajar?

Desconectar del trabajo es fundamental para lograr separar el ámbito laboral del familiar o personal. En caso de no hacerlo, esto se vería reflejado negativamente en nuestra productividad.

Tu mejor Gestoría y Asesoría 100% online.

NO LO DUDES, CONTACTA CON NOSOTROS.

Deja un comentario

×