El contrato fijo discontinuo es uno de los temas que generan más incertidumbre en la actualidad. En este post vamos a resolver todas tus dudas.

¿Qué es el contrato de trabajo?

Es un documento por el cual el empleado se compromete con el empleador para la realización de cualquier tipo de obra o servicio y, que a su vez, recoge las obligaciones del empresario para con el trabajador (número de horas, salario a percibir…)

Clases de contrato de trabajo

Podemos hablar de cuatro grandes grupos de contratos de trabajo existentes. Los dividimos de la siguiente manera:

  • Contrato eventual. Cuando debido a un aumento temporal del volumen de trabajo en una empresa se puede recurrir a este modelo de contratación. Este no podrá exceder de seis meses de duración. Una vez finalizada la relación laboral el trabajador tendrá derecho a percibir doce días de retribución por año realizado.
  • Contrato por obra y servicio. Si bien no podemos precisar una fecha de finalización si se puede predecir, pues finaliza con el cumplimiento de una meta u objetivo. Este modelo de contratación no podrá exceder de tres años de duración. Una vez finalizada la relación laboral el trabajador tendrá derecho a percibir doce días de retribución por año realizado.
  • Contrato de relevo o sustitución. Como su propio nombre indica, este contrato de trabajo se limita a cubrir un puesto vacante en la empresa por un motivo o causa temporal, véase una baja, una excedencia, vacaciones, maternidad…. De un empleado fijo de la empresa.
  • Contrato en prácticas. Una vez finalizados los estudios y con un período que va dentro de los cinco primeros años podrá realizarse la contratación en prácticas que puede oscilar entre los seis meses y los dos años, no pudiendo exceder de este periodo. De este modelo de contrato la empresa podrá disfrutar de una serie de bonificaciones en caso de contratar a menores de treinta años o trabajadores con una minusvalía del 33%.

Una vez especificados a grandes rasgos que es y como son los contratos de trabajo, nos centraremos en un modelo concreto; El contrato fijo discontinuo. 

Entendemos por contrato fijo discontinuo aquel trabajador que realiza actividades en distintas épocas o periodos para una empresa. De esta manera, entendemos que no se trata de una sucesión de contratos sino que se trata únicamente de un contrato. Es decir, durante los periodos inactivos del trabajador, no se entiende el contrato como extinguido.

Atendiendo al convenio colectivo a que se acoja la empresa, el llamamiento se realizará de una u otra forma. En caso de no producirse el llamamiento en alguna ocasión, será ese momento cuando se realice el despido y se entienda por extinguida la relación laboral y no cuando finalizare la anterior campaña.

Ventajas

Los trabajadores tendrán los mismos derechos que la plantilla fija a efectos de salario, jornada laboral, vacaciones, retribuciones etc.

Los empresarios podrán acceder a una bonificación en la seguridad social por esta clase de contratos. Para acogerse a esta bonificación habrá de comunicar al INEM dentro del plazo de diez días del número de empleados fijos discontinuos así como la duración de su actividad y el compromiso de mantener esa plantilla durante la duración de la bonificación.

Si quieres resolver alguna duda sobre tu tipo de contrato, has llegado al lugar exacto. Déjate asesorar por nuestro equipo de experto, ponte en contacto sin compromiso.

Deja un comentario

×