Vamos a tratar hoy una de las preguntas más recurrentes y, a su vez, una de las cuestiones que más inducen al error. La diferencia entre una asesoría y una gestoría. A priori podrían parecer sinónimos, pero nada más lejos de la realidad. Es necesario conocer ambos conceptos para así identificar cual es el servicio que has de contratar, atendiendo a la necesidad que se presente.

La gestoría es una actividad desarrollada por un gestor administrativo; este gestor ha de estar en posesión de una licenciatura en Derecho, Empresariales o Económicas y además, deberá estar colegiado superando para ello pruebas concretas. Es considerado oficialmente el mediador entre la administración pública y el ciudadano que le contrata. El asesor no debe estar necesariamente en posesión de esta titulación y no es obligatoria su colegiación para ejercer.

Un gestor conoce todas las facetas de tu empresa y tiene libertad total para realizar su trabajo y resolver las cuestiones que estime. Un asesor, como  bien dice la palabra, se dedica a asesorar, es decir, te enseña o completa tareas que el empresario ya realiza en parte y que por un motivo u otro el empresario no se encarga de la totalidad. Podríamos definirlo de la siguiente manera; Un gestor hace y un asesor enseña a hacer. Si tenemos una empresa y no queremos dedicarnos en absoluto a la contabilidad, bien por desconocimiento, bien por falta de tiempo, lo que necesitamos es un gestor que lleve todas las facetas de ésta. Si por el contrario, en la empresa se lleva por ejemplo, los asientos del libro diario o queremos conocer la situación contable de la empresa pero no sabemos interpretar los datos lo que necesitamos es un asesor.

Un gestor te rellenara el formulario necesario sin necesidad de comunicártelo ni la obligación de enseñarte a hacerlo. Un asesor te dirá que formulario necesitas. Que lo rellene o no dependerá de la relación laboral contratada con el mismo.

Diferencia entre Asesoría y Gestoría

¿Y las asesorías

Las asesorías prestan servicios fiscales, contables, laborales y financieros. Las gestorías además de servicios fiscales, contables, laborales y financieros se dedican a la tramitación de licencias, matriculación, herencias, trámites de tráfico….

Debemos tener muy claros estos conceptos puesto que debemos identificar cual es el profesional que estamos buscando para nuestra empresa. Podría ser necesarios ambos, podría bastar con uno. Todo atiende a los conocimientos  del empresario del asunto en concreto y también del tiempo a invertir.

Podríamos estar perfectamente cualificados para llevar los servicios fiscales de nuestra empresa pero ser inviable por falta de tiempo. En este caso, un asesor es lo más aconsejable. Si nuestros conocimientos fiscales son nulos, lo sensato es contratar un gestor que se encargue de ello para ahorrar perjuicios futuros con la administración que puedan derivar en incumplimientos de plazos, de obligaciones fiscales y que incluso deriven en sanciones y multas. Si queremos aprender a elaborar nosotros mismos por ejemplo las declaraciones trimestrales de IVA lo que debemos hacer es contratar los servicios de una asesoría, si por el contrario no tenemos ninguna intención de realizar esta faceta de la empresa y queremos delegarla por completo, debemos contratar una gestoría.

Como gestoría online estamos dispuestos a ayudarte y asesorarte en cada decisión que necesites tomar en tu negocio. Ponte en contacto con nuestro equipo para saber más.

×