CLASES DE ESTIMACIÓN DIRECTA

MODALIDADES DE RENDIMIENTOS DE ACTIVIDADES ECONÓMICAS

A continuación detallaremos las clases de estimación directa, cual es la idónea atendiendo a tu actividad laboral y cual te interesa más, si la estimación directa simplificada , normal u objetiva.

Lo más recomendable para todo autónomo que inicie una actividad es que se acoja al régimen de estimación directa simplificada.

La estimación directa simplificada

Este método responde a una formula muy simple; el autónomo está obligado a hacer la declaración trimestral del IRPF de manera muy sencilla; beneficios netos menos gastos deducibles y aplicar el porcentaje establecido. Esto nos dará la cifra que debemos ingresar a la agencia tributaria. Lo normal es que al iniciar un negocio los beneficios sean pocos y los gastos sean elevados dándose incluso el caso en que el gasto supere el beneficio. En el caso de que la declaración trimestral sea negativa se entiende que el resultado es cero y estamos exentos de pagar.

La estimación directa normal

La estimación directa normal, se asemeja a la estimación directa simplificada aunque tiene más exigencias contables. Un autónomo en estimación directa normal ha de llevar al día una contabilidad igual a la de una PYME. Los autónomos que facturen más de 600.000 euros anuales deberán tributar por el método de estimación directa normal obligatoriamente. La diferencia sustancial con respecto a la estimación directa simplificada radica sobretodo en el tratamiento fiscal de las provisiones.

Por ejemplo, un cliente nos debe una factura desde hace un año (quiebra, cese de negocio, morosidad…) por importe de 1000 euros. Dado que el autónomo está obligado a declarar la factura en el momento de emitirse y no cuando la cobra, esto quiere decir que hace un año comunicamos a hacienda una venta a un cliente por importe de 1000 euros que en realidad nunca cobramos. Pues bien, al acogernos a este método de estimación podemos hacer un asiento contable convirtiendo al cliente, en cliente de dudoso cobro y realizar una provisión. De este modo podemos decirle a hacienda que esa venta que no cobramos la consideramos un gasto y por tanto la podremos deducir. Esto no se podría hacer en el régimen de estimación simplificada, a cambio, nos permiten deducirnos un 5% en el resultado final a declarar. No podemos fiscalizar las provisiones en estimación directa simplificada. Por tanto, lo recomendable es atender al tipo de negocio y al volumen de impago de nuestros clientes. En este caso sería recomendable tributar como estimación directa normal.

Estimación directa objetiva

O también conocida como módulos, es la más sencilla de llevar por pate de un asesor y la que requiere menor minuciosidad contable. El cálculo de esta estimación no se realiza con el resultado beneficios menos gastos, sino que por el contrario ya está determinado. Es decir, mediante una serie de parámetros y tablas que proporciona la agencia tributaria calcularemos una cantidad y esa será la cuantía a abonar siempre. Independientemente de si tenemos pérdidas o beneficios. En esta modalidad no podemos desgravar gastos tales como la cuota de autónomo o los gastos que tengamos en el negocio.

Pongamos un ejemplo

Imaginemos una cafetería, teniendo que contar cada café, cada servicio servido. Sería imposible. Para ello existe este modelo que te permite calcular en base a parámetros tales como el número de empleados, el número de mesas, la potencia eléctrica contratada…. Una cifra fija.

Un bar pequeño con un gran volumen de trabajo pagara menos que un bar tres veces mayor con menos volumen , ya que esto se calcula en base a las características estipuladas y no por el número de venta o beneficio. Esta cantidad es inalterable y fija. Imaginemos ahora los autónomos acogidos a módulos en los tiempos de COVID19, obligados al cierre , en este caso este es el sistema menos recomendable de todos. Hasta tal punto que se ha permitido excepcionalmente abandonar este sistema a quien lo solicitase sin necesidad de esperar a finalizar el año o no habiendo cumplido los tres años en los que has de permanecer en el régimen seleccionado y acogerse al régimen de estimación directa normal.

Como hemos visto cada una de las clases de estimación directa, tiene sus ventajas e inconvenientes.

Pensar en que clases de estimación directa según la actividad a desarrollar

En la gestoria on line, nos encargamos de asesorarte sobre las clases de estimación directa que hay y cual se adapta mejor a tus necesidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×