¿Qué obligaciones fiscales debe asumir un autónomo antes de finalizar el año? Muchas son las personas que cada año deciden emprender un proyecto personal, adentrándose de esta forma en el mundo de las pymes siendo autónomo. 

España se considera uno de los países con más creatividad a la hora de emprender nuevos proyectos. Puede que esto no sea casualidad y este promovido por el hecho de haber pasado por una crisis financiera que a día de hoy sigue vigente en muchos sectores. Sea cual sea el caso, el resultado es el mismo, un gran número de personas sin experiencia financiera acaban sumergidos en el mundo de las obligaciones fiscales que deben cumplir los autónomos, viéndose en muchos casos sobrepasados por la gran cantidad de papeles que deben presentarse. 

Una opción aconsejable y por supuesto la más recomendable es contratar un asesor financiero que nos ayude con todo el tema de las declaraciones de impuestos y demás. De esta forma estaremos seguros de que se está cumpliendo la ley en todo momento. No obstante, siempre es bueno estar informado de todo lo que se debe entregar, en este caso nos referimos a todas las obligaciones fiscales que cualquier autónomo debe cumplir antes de finalizar el año. 

IRPF

El IRPF es una parte crucial en cuanto a estar al día legal en nuestra empresa. Para ello hay que presentar una serie de modelos que abarquen nuestra actividad del tercer trimestre del 2019, estos modelos son:

  • Modelo 130. Referente a la autoliquidación del pago fraccionado del IRPF. Este modelo deben presentarlo todos los autónomos que desarrollen actividad económica registrada en el censo de empresarios. Por el contrario aquellos autónomos que hayan facturado con retenciones más del 70% de su facturación referente a empresas, autónomos o entidades con sede en España quedan exentos de presentarlo. 
  • Modelo 131. Todos los autónomos que trabajen en régimen de Estimación Objetiva, es decir, por módulos, deben presentar el modelo 131. El cual es similar al modelo 130 pero exclusivo para aquellos autónomos que tributen por módulos.  
  • Modelo 111. Modelo exclusivo para aquellos que aplican descuentos en el importe de las rentas por rendimientos de trabajadores, empresarios o profesionales. 
  • Modelo 115. Este modelo hace referencia a aquellos autónomos que desarrollen actividades procedentes del arrendamiento o subarrendamiento de inmuebles urbanos. 

Existen otros modelos referentes al IRPF como son el 036 o el 037, pero los más comunes son los expuestos anteriormente. En cualquier caso es importante asesorarse bien de qué modelo es necesario aplicar en nuestro caso particular. 

IVA

Probablemente el IVA es uno de los grandes temidos por todas las personas y por muchos autónomos. Ya que según la actividad que se haya tenido este año será necesario pagar un importe determinado referente al IVA o por el contrario saldrá a devolver. Como comúnmente se llama a este tipo de procesos. 

Los modelos necesarios para cumplir con las obligaciones del IVA son muy diversos y se eligen en función del tipo de actividad que se está teniendo. Si la actividad de la empresa está referida a un comercio electrónico y se vende a particulares fuera de España se aplicará el modelo 368. En cambio los autónomos que estén sujetos a regímenes especiales como el de recargo de equivalencia o los de pesca, ganadería y agricultura deberán presentar el modelo 309. 

En el caso de realizar ventas a particulares pertenecientes a la Unión Europea se aplica un régimen especial. Este especifica que si las ventas no superan los 35.000 euros se debe aplicar el IVA del país de origen. Si se supera la cifra indicada anteriormente hay que aplicar el IVA de destino y no el de origen. Por lo que es importante tener presente la cifra de ventas que se tenga, al año anterior antes de declarar el IVA. 

Estas son dos obligaciones fiscales  muy importantes que deben realizarse de forma precisa y sin fallos antes de que finalice el año. En cualquier caso se debe tener presente que a lo largo del año hay que ir presentando determinados documentos y modelos para mantener la empresa al día en cuanto a responsabilidades fiscales se refiere. 

Deja un comentario

×