Cuando emprendemos, sobre todo en los inicios, debemos dedicar todo el tiempo que sea posible a la marcha del negocio. Tratar de compaginar la marcha del negocio con las labores de asesoría puede ser un gran error. Incluso suponiendo que tengamos conocimientos fiscales y contables, estas tareas son muy tediosas y en muchas ocasiones bastante delicadas y complejas. ¡Vamos a ver qué tipos de asesorías existen, cuales son las ventajas y como elegir una asesoría!

Tratar de compaginar la marcha del negocio con las labores de asesoría puede ser un gran error.

Todo el tiempo que dediquemos a tratar de encargarnos de estas tareas son horas de trabajo desatendido del negocio en sí. Si además nos encontramos en el caso de que no tengamos formación alguna y decidimos formarnos autodidácticamente el tiempo invertido y la probabilidad de cometer errores con la administración se multiplica.

A veces pretender ahorrarse una minuta en estas tareas suele ser costoso pues la administración sanciona sin contemplaciones errores independientemente de la buena fe que exista.

¿Porqué Contratar una Gestoría?

Pongamos un ejemplo de las obligaciones con la administración de una pyme o un autónomo en régimen de estimación directa. Esta clase de negocio deberá llevar obligatoriamente una contabilidad que deberá ajustarse al Plan General  Contable.

Es imprescindible un asesor fiscal y contable. En base a esta contabilidad deberemos hacer el Impuesto de Sociedades elaborado también en base al plan general contable. Deberemos de realizar declaraciones, generalmente trimestrales acerca del IVA, que en contra de lo que pueda parecer es el impuesto más intrincado de todo nuestro ordenamiento, ya que no hay un caso igual al otro.

Existen centenares de variantes a tener en cuenta a la hora de elaborar el IVA. Si la operación está sujeta o no, si esta extensa pero sujeta…. Si en la operación intervienen personas físicas o jurídicas, el TAI (el territorio de aplicación del impuesto) pues la forma de declarar dependerá de donde estemos y con quien tratemos.

Hablando claro, si cometemos un error facturando el IVA afectara a nuestra contabilidad, a nuestro impuesto y a nuestro cálculo de ganancias y gastos.

Ventajas de Contratar una Gestoría

  • Evita tener que informarte y estar al día sobre las normativas laborales y fiscales.
  • No pierdes el tiempo llevando la gestión de balances e inventarios y libros de contabilidad.
  • Ayuda a realizar trámites administrativos antes distintos organismos
  • Ahorro de tiempo y esfuerzo en tareas que no crean ventas para tu negocio
  • Resolución de dudas por parte de un equipo especializado en materia fiscal, laboral y contable
Que tipos de gestorías hay para mi empresa

¿Qué Tipos de Asesorías Existen?

Además de la asesoría contable y fiscal existen distintos ámbitos de asesoría y tipos de asesorías que también pueden resultarnos imprescindibles tales como:

Asesoría financiera. La contabilidad nos da una cantidad de datos y variables numerosas acerca de la marcha del negocio. Estas cifras deben saber interpretarse y reconocer cuales son las fallas o en qué lugar de la empresa debemos actuar.

Asesoría laboral. Este tipo de asesoría es imprescindible si contamos con empleados. Es necesario para todo lo relacionado con nuestros empleados, desde la elaboración del contrato, la comunicación de las altas y bajas a la seguridad social, pasando por la redacción del despido y el cálculo del finiquito son algunas de las labores de este tipo de asesor que al igual que el asesor contable y fiscal es vital en una empresa con empleados.

Asesoría jurídica. Cuando nuestra empresa adquiere un gran tamaño y su facturación se incrementa considerablemente es necesario tener un gabinete jurídico que vele por tus posibles contratiempos jurídicos. En estos casos siempre necesitaremos la asesoría de un buen abogado que será imprescindible si es necesario litigar.

¿Cómo Elegir la Asesoría para mi Negocio?

Existe una gran oferta de profesionales que se dedican a la asesoría de empresas en sus múltiples áreas. Lo primero en lo que se fija todo empresario es en el precio del servicio.

Irnos con el más barato no siempre es lo mejor

Irnos con el más barato no siempre es lo mejor. Tampoco quiere decir que lo barato sea malo y lo caro bueno. Lo que debemos  buscar es, aparte de un precio competitivo, es el trato profesional que ese asesor te dispensa. Cuál es su disponibilidad y el acceso a sus consejos cuando los necesitamos. Analizar los tipos de asesorías y hablar con colegas empresarios acerca de quienes les prestan  los servicios y como de contentos están con ellos puede ser una buena forma de encontrar asesoría competente.

¿Necesitas contratar una asesoría para tu negocio? Quizás quieres empezar a emprender o simplemente quieres cambiar de gestoría. Nosotros te informamos sin compromiso sobre nuestros servicios.

Deja un comentario

×